Himno del Regimiento Asturias nº 31

I

Yo sólo quiero una batalla
y un campo para pelear
al que el restallar de la metralla
me lleve el ritmo del cantar.

Me basta sólo un compañero
que tenga de español
si quiere ver el mundo entero
la llama viva de mi sol.

Y sólo espero
en la porfía
dar el primero
la vi da mía
que yo he jurado
con alegría
ser un soldado
de Infantería.

Mientras haya pecho y suelo
y laurel que conquistar
allá va la Infantería
que conoce la alegría
de morir para triunfar.

Y se enciende la garganta
y la tierra ríe y canta
al compás de su latir,
pues no tiene el Regimiento
treinta y uno más aliento
que triunfar... para morir.

II

Al claro sol de mi Bandera.
la aurora luce sin cesar,
por eso quiero cuando muera
su manto para descansar.

No importa, madre, que se escape
del pecho, sangre a borbotón
si hay un color que me lo tape
como otro nuevo corazón.

Y derramando
trigo de soles
van avanzando
los españoles,
son los infantes
de la Victoria
que van triunfantes
hacia la gloria.

Mientras haya pecho y suelo
y laurel que conquistar
allá va la Infantería
que conoce la alegría
de morir para triunfar.

Y se enciende la garganta
y la tierra ríe y canta
al compás de su latir,
pues no tiene el Regimiento
treinta y uno más aliento
que triunfar... para morir.